¡Tu "Me gusta" nos encanta!

Recomendaciones

Uso y mantenimiento de tu cocina

Cuidados

  • Para obtener los mejores resultados con las cocinas Antalia es necesario tener un cuidado especial y mantenimiento correcto de los muebles, sea cual sea el material con los que este fabricada.
  • La cocina es el lugar de la casa donde podemos encontrar mas suciedad, por ello requiere una limpieza periódica. Con el tiempo las manchas se resecan y es más difícil eliminarlas.
  • Nunca se debe utilizar estropajos o agentes abrasivos sobre la superficie de los muebles como lejías, disolventes, alcoholes, aguarrás, acetona, detergentes, amoniaco, etc.
  • Si se utilizan productos abrasivos o tóxicos, es necesario seguir las instrucciones y recomendaciones de los fabricantes, empleando cualquier tipo de protección que se requiera para la utilización de ese producto.
  • Para eliminar las manchas es suficiente pasar un paño húmedo con agua y detergente neutro y secar a continuación con papel de cocina para no dejar huellas.
  • No utilizar aparatos de limpieza con vapor y evitar el calor excesivo debajo de los muebles altos, como cafeteras u otros electrodomésticos.
  • Nunca depositar directamente en la encimera, recipientes recién retirados del fuego u horno, utilizar algún tipo de soporte que evite que traspase el calor a la encimera.
  • No abrir la puerta del lavavajillas hasta pasados 20 minutos desde la finalización del ciclo de lavado.
  • Utilizar la campana extractora siempre que se cocine para evitar que los residuos grasos se depositen sobre los muebles. Mantener los filtros limpios y cambiarlos cuando resulte necesario.
  • Los muebles soportan mucha carga, para evitar que cedan se recomienda repartir la carga uniformemente por toda la superficie del mueble. Es muy importante no exceder la carga máxima de los muebles.
  • Para almacenar la vajilla, cacerolas, sartenes y elementos pesados, debemos utilizar los cajones inferiores, reservando los cajones más altos para aquellos elementos más ligeros.
  • Proteger los muebles de la luz solar ya que puede deteriorar o alterar los colores de los mismos.

Indicaciones específicas para diversas superficies

Frentes laminados y estratificados

Es suficiente pasar un paño húmedo con agua y detergente neutro y secar a continuación con papel de cocina para no dejar huellas.
Se debe evitar la exposición prolongada de agua o cualquier otro líquido para mantener un sellado perfecto.

Frentes sintéticos PET

Se recomienda emplear un paño húmedo con jabón neutro y con textura limpia y suave para eliminar las posibles manchas que se puedan haber acumulado en la puerta. Con papel de cocina de forma cuidadosa se debe secar la superficie, quedándose una base limpia y sin huellas. Los frentes sintéticos por su composición ofrecen una gran resistencia al rayado y a esfuerzos permanentes.

Frentes sintéticos acrílicos

Para la limpieza inicial empleé una solución jabonosa al 1% y un paño suave y limpio (no microfibra).
Para evitar una carga estática recomendamos emplear un limpiador plástico antiestático. La aplicación del pulimento “ULTRA GLOSS Superpolish” que antalia ofrece, mejora el brillo de la puerta y le aporta una protección extra a la superficie.
Sólo se debe emplear para la limpieza de este tipo de puerta paños muy limpios. Las suciedades minerales como los granos de arena o polvo pueden causar daños en la superficie y el fabricante no concede garantía por estos tipos de huella de uso.

Frentes lacados

Es suficiente pasar un paño húmedo con agua (nunca seco) y detergente neutro y secar a continuación con papel de cocina para no dejar huellas. Si se tratase de manchas muy resistentes en frentes lacados brillo, se puede aplicar alcohol etílico muy diluido en agua.
Proteger de la luz solar para evitar que se pierda color.

Frentes de madera

No utilizar paños muy húmedos para evitar que se despegue el barniz o tintado y penetre en el interior produciendo que se dilate la madera. No se debe de frotar ni limpiar con una presión muy fuerte si las manchas son resistentes para conservar el tono y acabado original. Secar en sentido de las vetas y evitar el uso de productos que contengan ceras.

Frentes de cristal

Retirar el polvo y limpiar con una bayeta humedecida en líquido limpia- cristales, o agua y secar con papel de cocina. No se debe utilizar productos abrasivos ni disolventes.

Frentes de compacto

Este tipo de frentes tienen una limpieza fácil y sencilla. Con tan sólo utilizar un paño húmedo en agua y jabón y pasarlo sobre la superficie se eliminarán las manchas que se hay producido por dedos, vapor, etc. Si hubiera alguna mancha que se resista se añadiría un poco más de cantidad de jabón y presionando más fuerte se eliminarían.

Frentes integrados

Con este tipo de frentes se debe tener un especial uso y mantenimiento debido a que es muy propenso a acumular suciedad y humedad, por eso se debe eliminar rápidamente todas las manchas y gotas de agua o cualquier líquido acumulado.

Encimeras laminadas 

Para su limpieza solamente utilizar un paño húmedo en agua jabonada y secar con un paño limpio y seco.
No colocar directamente sobre la superficie recipientes calientes, utilizar un protector para que no sobrepase el calor y dañe la encimera.
Para no deteriorar las encimeras con el contacto del agua, las encimeras contienen la junta de estanqueidad.
No cortar directamente sobre la encimera para no dañar la superficie, utilizar bases de madera o plástico.

Encimeras de compacto

Muy similares a las encimeras laminadas, utilizar una bayeta o paño húmedo enjabonado pasarlo sobre la superficie y secar un paño limpio y seco. Estas encimeras tienen una gran resistencia al rayado, al calor y a diferentes esfuerzos.

Elementos de aluminio

Para limpiar tiradores, zócalos y otros elementos de aluminio, con una esponja humedecida con agua y detergente neutro es suficiente. Secar con un paño suave que no desprenda pelusa.
No utilizar estropajo o productos abrasivos que puedan dañar la superficie.

Uniones y juntas de encimera

Es necesario un buen sellado a la pared que genere impermeabilidad total durante la instalación de encimeras, tanto laminadas como de compacto, así como en las uniones parar empalmar una zona con otra. Con esto vamos a ganar una mayor resistencia a la humedad y vamos a generar mucha menos suciedad, que se pudiera generar entre junta y junta. La humedad puede generar variaciones en las encimeras, sobre todos en las laminadas. Se recomienda el secado total de la encimera después de usarlo para evitar todo este tipo de problemas.

Y además