¡Tu "Me gusta" nos encanta!

Blog

10 medidas de seguridad imprescindibles en tu cocina si tienes niños

10 medidas de seguridad imprescindibles en tu cocina si tienes niños

Corren, gritan, agarran todo, ahora están aquí y también allá, agotan al más templado y se llaman… niños. Y en el momento en el que entran a la cocina, los peligros se multiplican exponencialmente. Las “cocinas anti-niños” no existen, pero sí está en tus manos lograr que la tuya sea lo más segura, tranquila y, al mismo tiempo accesible para ellos, que puedas imaginar.

¿Y cómo hacerlo? Te ayudamos a disfrutar de la tuya con nuestras 10 recomendaciones para que tu cocina sea un lugar seguro.

  1. Reordena todo y reubica los objetos peligrosos fuera del alcance de los niños: productos de limpieza, cuchillos afilados, bolsas de plástico, vasos y platos de cristal,… deben quedar fuera de su alcance. Las estanterías altas y los compartimentos elevados están para ello. Quizá no sea lo más cómodo para ti, pero no tener que salir corriendo a Urgencias merece la pena.
  2. ¿Has pensado en cierres de seguridad? Cuando la falta de espacio es un problema y no tienes otro lugar para guardar productos que implican cierto peligro, la solución puede estar en colocar topes o cerraduras especiales para evitar que los peques abran esos lugares. Es cierto, requiere de tu parte el esfuerzo de abrirlos y cerrarlos una y otra vez, pero será sólo por una temporada hasta que los niños sean más responsables.
  3. En el momento de freír, hervir u hornear, la mejor solución es conseguir que los peques no ronden por la cocina, pero sabemos que esto es muy difícil de lograr. Por ello, debemos procurar que estén a una distancia prudencial y te animamos a utilizar tapas adecuadas para evitar salpicaduras a altas temperaturas. Y por supuesto, los mangos y asas de sartenes y cacerolas, siempre deben estar hacia dentro y jamás sobresalir.
  4. Prácticamente todas las placas de cocina actuales tienen un sistema de bloqueo: utilízalo y evita con ello accidentes indeseados. Desenchufa los electrodomésticos cuando no los utilices. Una batidora conectada a la red, por ejemplo, puede causar un grave accidente si un niño la pone en marcha.
  5. A la hora de diseñar la cocina, procura colocar el horno a una altura que te resulte cómoda para ver su interior y sacar los platos y ubica el microondas encima, de manera que los más pequeños no logren alcanzarlo.
  6. Pon protectores en los enchufes y en las esquinas más puntiagudas y topes en las cajoneras: a nuestros retoños les abducen los enchufes, les encanta abrir los cajones con toda su fuerza y tienen una habilidad especial para terminar dándose un coscorrón contra cualquier esquina.
  7. No te olvides de la puerta: siempre que puedas, intenta que ésta sea corredera. Ganarás espacio y evitarás golpes innecesarios. Haz uso de un tope para que la puerta no golpee contra nada ni nadie.
  8. A muchos niños les encanta ayudar en la cocina y es genial compartir esos momentos con ellos, pero siempre hay que tener cuidado. En primer lugar, es adecuado que ubiques la zona de trabajo alejada de la placa o el horno. No permitas que manipulen cuchillos, peladores, etc. y facilítales siempre cubiertos de plástico. Procura encargarles acciones que estén a su alcance y enséñales con mimo cómo hacerlo bien. ¡Y no les quites la vista de encima! Manchar, mancharemos más, eso está por descontado, pero disfrutaremos de ese rato y de la satisfacción de comernos lo que juntos hemos cocinado.
  9. En el lavavajillas, coloca los cuchillos y objetos cortantes siempre hacia abajo y en el frigorífico, las botellas y botes de cristal en los lugares más seguros evitando, en la medida de lo posible, emplear para ello los compartimentos de la puerta.
  10. Si se te cae algún líquido al suelo, límpialo a continuación. Un resbalón puede provocar un gran golpe y los niños, además, se caracterizan por no saber andar: ¡sólo saben correr!

Meterles el gusanillo por la cocina, cocinar juntos y compartir un espacio es un placer, siempre y cuando hayamos dispuesto de las medidas necesarias para evitar peligros. Los consejos nunca son escasos para garantizar la sonrisa y la salud de nuestros hijos, así que si empleas algún otro truco que pueda venirnos bien, ¡no dudes en compartirlo! Nos encantará escucharte.

Participa en la III Edición del Concurso Antalia Decora

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comentarios

  • Álvaro 2 junio 2015

    Buenos días,

    Agradecer a Antalia Cocinas los consejos útiles que nos ofrecen semanalmente.

    En mi caso, este artículo es muy recomendable para aquellos papás que tienen a su alrededor pequeños “chef” deseando convertirse en “master chef” de la cocina. Ellos disfrutan creando y jugando, al mismo tiempo que uno se emociona viéndoles sonreír y pasarlo bien pero, como bien nos aconsejan en este artículo, siempre poniendo de tu parte para que nada malo pueda ocurrir.

    Gracias!

    • Antalia

      Antalia 8 junio 2015

      Buenos días Álvaro,

      ¡Transmites muy bien que disfrutas en la cocina! Como bien dices, la cocina es un lugar fantástico para compartir un buen rato con los más pequeños. Y para pasarlo bien de verdad es imprescindible seguir unas sencillas pautas que permitan que la experiencia sea segura.

      Seguiremos compartiendo contigo otros temas que esperamos que sean de tu interés. ¡Muchas gracias por escribirnos!