¡Tu "Me gusta" nos encanta!

Blog

¿Cocinas abiertas o cerradas?

¿Cocinas abiertas o cerradas?

Momento de decidir: ¿cocina abierta o cocina cerrada? La elección no es sencilla: tanto una como otra tienen grandes beneficios y alguna que otra pega. Te ayudamos a aclarar ideas:

Cocinas abiertas

Entre sus numerosas ventajas, se encuentran las siguientes:

  • Estéticamente, las cocinas abiertas ganan por goleada. Los espacios abiertos son atractivos por naturaleza: relajan la mirada, crean rincones especiales y hacen diferente un hogar. Con el concepto de la living kitchen, las diferentes áreas de la casa se integran y se funden. Salón y cocina se unen en un mismo lugar creando una zona de disfrute.
  • Ganamos espacio y comodidad de movimiento. Fuera tabique, recovecos, esquinas inútiles y puertas que hay que abrir una y otra vez. Todo a la vista, todo cerca sin barreras. Si tu piso es pequeño, esta es una gran manera de optimizar el espacio.
  • La comunicación y las posibilidades se multiplican. Con las cocinas abiertas, es posible cocinar y charlar con la familia o con los invitados. Participar de la vida familiar es más sencillo cuando no hay paredes que hagan de frontera. Y además, si tienes pequeños, puedes tenerlos a la vista mientras cocinas.
  • Las cocinas ya no parecen cocinas. El diseño ha evolucionado tanto en los últimos años que las cocinas han asimilado la estética del salón de un modo natural, logrando que no haya un corte brusco entre los muebles del cuarto de estar y los de la cocina. El paso de una área a otra es suave, paulatino y delicado. Todo cuadra.
  • Y se hizo la luz. Las cocinas abiertas se benefician de la luz del salón. Es muy frecuente que en la distribución de una casa se haga el cuarto de estar exterior y la cocina, interior. Por ello, derribando tabiques, el resultado es una cocina mucho más luminosa.

¿Y alguna pega? Sí y no, porque son muchos los profesionales que han trabajado duro para minimizar al máximo los aspectos menos positivos de una cocina abierta:

  • Tema olores y humo, cada vez mejor resuelto. Antiguamente, tener una cocina abierta suponía inundar la casa de humo u olores cada vez que cocinábamos. Sin embargo, ahora el campo de las campanas extractoras ha avanzado tanto que gracias a la tecnología son capaces de absorber rapidísimamente todos los vapores y olores en unos instantes. Por ponerte un ejemplo, desde antalia estamos apostando muy fuerte por las campanas extractoras de última generación integradas en el techo. Absorben con una eficacia brutal y, además, no molestan ni estorban en el momento de cocinar.
  • ¡Ay, el ruido! En una cocina hay ruido, lo queramos o no. El choque de los cuchillos al cortar, el vertido de líquidos, el cambio de lugar de las perolas y recipientes… Es probable que si alguien está viendo la tele cerca le pueda molestar.

Cocinas cerradas

  • La cocina en la cocina, el salón en el salón. Es cuestión de gustos, pero hay a quien no le gusta mezclar espacios y prefieren tener la cocina separada del resto de la casa. En este caso, la duda desaparece.
  • Más tranquilidad. Para muchos, la cocina es un santuario donde les gusta refugiarse y cocinar sin la mirada de los demás y, para ello, las paredes y las puertas son fundamentales.
  • Menos sensación de desorden. Cocinar supone sacar perolas, sartenes, platos, ingredientes,… Hay un momento en el proceso en el que lo más sencillo del mundo es tener todo revuelto para, poco a poco, ir volviendo al orden. Si nos agobia ver el desorden, es mejor, sin lugar a dudas, tener la cocina cerrada. Volvemos la puerta y ya no se ve. Aunque también hay que decir que las cocinas abiertas han evolucionado en este sentido y algunas tienen una especie de puertas correderas que cerrándolas se oculta la cocina y tan sólo se ve una puerta que parece un armario.
  • Seguridad total con olores y humos. Los tabiques y las puertas hacen sin duda su función evitando que estos salgan fuera y dejen aromas no deseados en el resto de la casa.

¿Alguna desventaja de las cocinas cerradas? Pues como en el caso de las cocinas abiertas, sí y no.

  • Las cocinas cerradas en pisos muy pequeños pueden resultar claustrofóbicas, agobiantes y con muy poca movilidad para abrir y cerrar cajones, cocinar o, por ejemplo, desayunar en ella.
  • Nos quedamos con la cocina tradicional. No innovamos y nos decantamos por lo de siempre, la cocina separada del resto del hogar. Es más moderno lo otro, pero estamos en nuestro perfecto derecho de que nos guste así. ¡No problem!

Desde antalia siempre insistimos en ello y no nos cansaremos de repetirlo: es tu cocina, es tu casa, son tus gustos. Piensa en ti, en lo que te gusta, en tu estilo de vida y en lo que deseas. Elige libremente sin dejarte llevar por tendencias u opiniones de otros. Simplemente infórmate, obtén todos los datos que precises… y elige lo que quieras. ¡Seguro que aciertas!

Mientras tanto, esperamos haberte ayudado con este post. ¡Saludos y suerte!

20% descuento para sanitarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios