¡Tu "Me gusta" nos encanta!

Blog

Consejos para ahorrar en la cocina

Consejos para ahorrar en la cocina

Cómo aumentar la eficiencia en la cocina y ahorrar dinero es uno de los grandes objetivos que podemos marcarnos, ya que con ello no sólo lograremos no malgastar el dinero, sino que además, cuidaremos del medioambiente.

Ya hace algún tiempo, te dábamos en nuestro blog de antalia 10 consejos para cuidar la naturaleza en tu cocina en los que incidíamos en la importancia de ahorrar agua, elegir una buena luz, tener cuidado al abrir y cerrar el frigorífico y volcarnos en reciclar al máximo, entre otros mensajes.  Pues bien: hoy aumentamos la lista con más trucos para ahorrar en la cocina porque ahorrar energía y dinero revierte en nuestro entorno… y también en nuestros bolsillos.

Por todo ello:

  • Elige electrodomésticos de eficiencia energética A. Puede que su precio sea algo superior al resto, pero merece la pena. En muy poco tiempo, la inversión estará amortizada ya que nuestras facturas serán cada vez más moderadas. Fíjate en la etiqueta energética y no te dejes llevar por el primer impulso. Los productos con las peores calificaciones energéticas pueden incluso triplicar el gasto en energía. Y eso, se nota.
  • A la hora de elegir la ubicación de los electrodomésticos, procura que el frigorífico no esté muy cerca de la luz o de un foco de calor como puede ser el horno o el microondas. De este modo, lograrás conservar el frío mejor y hacerle trabajar menos.
  • No metas platos calientes al frigo ya que, además de que ese contraste no es bueno para la comida, estás forzando al electrodoméstico haciéndole gastar más energía para compensar la diferencia térmica.
  • Apuesta por los frigos No frost, ya que son los que no forman capas de hielo en su interior y conservan mejor el frío.
  • ¿Tienes vitrocerámica? Te habrás fijado que la vitrocerámica necesita un plazo de tiempo para coger calor, pero una vez apagada, la placa sigue caliente durante un tiempo. Pues bien: tenlo en cuenta a la hora de cocinar y aprovecha ese calor residual.
  • Utiliza la placa más adecuada al tamaño de la perola o sartén que vas a emplear. Si el fogón es más grande, la energía se escapa.
  • Usa el lavavajillas aunque no esté lleno. Podemos ahorrar mucho agua y dinero si usamos el lavavajillas. Aunque no nos lo parezca, es impresionante la diferencia de gasto entre un lavavajillas y lavar a mano. La opción de media carga es fantástica para cuando no hemos conseguido llenarlo del todo. Además, recuerda que no es necesario enjuagar los platos antes de meterlos al lavavajillas. Estamos duplicando esfuerzo… y gasto.
  • Si tienes tiempo, utiliza el modo ECO de tus electrodomésticos ya que siempre es mucho más barato.
  • Si vas a descongelar un alimento, hazlo con tiempo y mételo en el frigorífico para que el proceso sea lento y pausado. Olvídate de abrir el grifo con agua caliente y poner el producto debajo, ya que de este modo estás despilfarrando el agua de una manera brutal.
  • Y si lo que vas a encender es el horno, ¡aprovecha el viaje! Como hacían nuestras abuelas y madres, el día que había macarrones, también había pollo asado o conejo. Utiliza las dos bandejas o aprovecha el calor ya generado para hacer un bizcocho. ¡Rico, rico!

¿Quieres más? Pues te lo damos. Nos ha encantado este artículo de Mikel López Iturriaga, más conocido por el Comidista, en el que desvela Los 10 mandamientos para ahorrar en la cocina. En él nos revela cómo conseguiremos ahorrar con la comida. Entre guiños y con un tono muy personal, nos descubre el primero de los más grandes mandamientos: No irás a comprar con hambre.

¿Quién no ha cometido antes este pecado y sufrido sus consecuencias?

Participa en la III Edición del Concurso Antalia Decora

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios