¡Tu "Me gusta" nos encanta!

Blog

Secretos para iluminar tu cocina

Secretos para iluminar tu cocina

Iluminar bien una cocina es fundamental. Con una buena luz, el trabajo en tu cocina resulta mil veces más fácil y sencillo. Y agradable. No hay nada peor que tener una cocina mal iluminada, con escasa luz y con sombras que nos molestan a la hora de preparar los alimentos. Y por si fuera poco, con la luz logramos imprimir nuestro propio estilo y hacer que el diseño de nuestra cocina brille por sí solo.

Por ello, desde antalia te ofrecemos algunos consejos básicos a tener en cuenta a la hora de iluminar tu cocina:

  • Dale a la iluminación la importancia que tiene: está genial preocuparse por elegir los mejores electrodomésticos, muebles de cocina y encimeras, pero todo ello quedará desmerecido si no cuenta con una buena luz. En cambio, una iluminación adecuada logrará hacer que tu cocina luzca espectacular… y más grande, por cierto.
  • Observa tu cocina y descubre cuáles son sus cualidades. ¿Tiene mucha luz natural? ¿Poca? Asegúrate de contrarrestar sus posibles deficiencias y piensa que es esencial contar con un gran foco central que ilumine toda la cocina. La iluminación desde el techo es un clásico que tiene grandes ventajas.
  • A la hora de distribuir los muebles, valora las posibilidades de iluminación que te brinda tu cocina y si te permite poner focos de luz en los lugares que tú deseas. Tener en cuenta de dónde viene la luz natural y de qué calidad es, es indispensable para iluminar en consonancia. Por ello, planifica la iluminación desde el minuto uno y trata de sacarle el mayor partido posible a la luz natural.
  • Ten muy claros aquellos puntos que deben llevar luz propia: la zona de trabajo, el área de cocción y el fregadero son los espacios de nuestra cocina donde más agradeceremos una buena iluminación. Todo ello, sin olvidarnos del lugar en el que comeremos y también las zonas donde guardamos utensilios, productos y demás. Focos, lámparas variadas e imaginación, harán que nuestra cocina gane en luz y comodidad.
  • Especial mención requiere la iluminación de la encimera donde desarrollamos gran parte de nuestras habilidades culinarias. Si nos decantamos por una iluminación que parta de la base inferior de los muebles superiores, obtendremos una gran solución con la luz acertada y sin el incordio de sombras molestas. La iluminación LED o los modernos fluorescentes que existen hoy en día, se convierten en dos fantásticas opciones a elegir.
  • Para la mesa y zona de sobremesa, las posibilidades se multiplican, pero si nos decantamos por una lámpara suspendida que ofrece una luz cálida y agradable, seguro que acertaremos… Eso sí, teniendo muy en cuenta la altura adecuada para que la lámpara no nos moleste y sea causante de golpes innecesarios.
  • ¿Y qué ocurre con el interior de armarios y cajones? Ahora ya no hay excusa para no dejarse los ojos buscando las lentejas en un armario oscuro y revuelto. La posibilidad de incorporar luz interior en nuestros muebles nos ofrece la posibilidad de ver lo que en ellos se encuentra y encontrar lo que buscamos con suma facilidad. Además, cuentan con un sensor que detecta cuándo el cajón se abre y se cierra, de modo que no gastamos energía de forma innecesaria. Ya hace mucho que descubrimos la utilidad de la luz en los frigoríficos. ¿Por qué no utilizar esta ventaja también en despensas, armarios y cajones?
  • ¡Las estanterías también existen! Más aún si apuestas por el Sistema de Cubos de antalia. Ponerles un toque de luz a las estanterías consigue crear un efecto decorativo fascinante.
  • Juega con diferentes intensidades en los diversos puntos de luz y lograrás darle un toque especial a tu cocina creando ambientes distintos. La luz directa para la zona de cocción, una buena  luz, pero más suave, para el lugar donde se encuentra el frigo o la despensa y una iluminación más indirecta en la zona del  lavado, puede ser una buena combinación para una cocina. Quedarte corto, es un problema, pero pasarte, también lo es. Procura que la luz no sea en exceso intensa, porque si no, llegará a molestarte. Además, el efecto que ocasiona es de artificialidad total.
  • Asegúrate de que cada punto de luz es independiente y puedas encenderlos y apagarlos en función de tus necesidades. Te permitirá recrear ambientes distintos y facilitarte el trabajo y el ahorro.
  • Cuida el medioambiente… Elige lámparas de bajo consumo o aquellas que te aporten la tecnología necesaria para contribuir al ahorro energético. El planeta lo agradecerá, y tu bolsillo también.

¡Bendita luz! Nos ofrece claridad, comodidad y belleza. Por ello, cuida la iluminación y aprende a iluminar tu cocina como tú deseas.

Galería de imágenes

Participa en la III Edición del Concurso Antalia Decora

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

No hay comentarios