Tu cocina con corazón

Consejos para ahorrar en la factura de la luz en tu nueva casa… y en tu nueva cocina

Cuando te mudes a tu nueva casa es importante que conozcas los tips que te permitirán ahorrar en luz en tu hogar y en tu cocina.

Consejos para ahorrar en la factura de la luz en tu nueva casa… y en tu nueva cocina

Ahorrar en la factura de la luz se ha convertido en un objetivo fundamental para muchas familias. El gasto en electricidad crece y, sin duda, afecta a la economía familiar. Por ello hoy te ofrecemos consejos para ahorrar en la luz útiles en todo momento y, en especial, si estás a punto de mudarte a tu nueva casa y estrenar cocina. Descubre cómo puedes adecuar tus hábitos para reducir el consumo de energía.

Consejos para ahorrar en luz en un domicilio nuevo

Ciertamente, mudarte a un nuevo domicilio puede resultar complicado. Entre mil y una tareas más, además de mover todas tus pertenencias, debes establecer los servicios básicos como agua, teléfono, internet y, por supuesto, electricidad.

Si nos centramos en este último aspecto, son muchos los consejos de los cuales podríamos hablar acerca de cómo ahorrar en luz. A fin de cuentas, la factura depende en gran medida de nuestros hábitos, pero también de las instalaciones que tenemos. Así que vayamos por partes.

Desde los cimientos… pautas para ahorrar en la factura de la luz en una casa nueva

¿Has adquirido una casa nueva y no sabes cómo ahorrar en luz? Ciertos puntos que debemos destacar a la hora de reducir el consumo de electricidad desde la base son los siguientes:

  • Aísla tu casa. Dotar de aislamiento a tu vivienda es una excelente manera de reducir el gasto energético de tu domicilio. Tanto la calefacción como el aire acondicionado, u otros sistemas para regular la temperatura de un hogar, maximizan su funcionamiento si la estructura del inmueble está aislada. Si no es así, la fuga del aire del interior de tu casa o la posibilidad de que entre en ella la temperatura exterior, provoca que todos estos sistemas trabajen en exceso poniendo en marcha una regla de tres infalible: cuanto más trabajan, más energía consumen y más engorda la factura de electricidad. Por tanto, si te es posible, apuesta por un buen aislamiento.
  • Elige las bombillas más sostenibles. Ya sea que debas colocar bombillas nuevas o reemplazarlas, debes procurar usar las que consumen menos energía. Si optas por bombillas halógenas, el gasto se verá incrementado. Caso contrario sucede con las lámparas LED para el hogar. Este consejo, tenlo en cuenta en todo el hogar pero, en especial, en la cocina, ya que es probablemente el lugar de la casa en el que más tiempo pasas cuando estás despierto.
  • Apuesta por electrodomésticos eficientes. Seguro que estás equipando tu casa nueva y tu cocina con electrodomésticos. Algunos vienen de tu antigua vivienda y otros deben ser comprados. En este último caso, es importante adquirir aparatos energéticamente eficientes. Sin dudarlo, apuesta por ellos ya que, aunque en algunos casos te supondrán un desembolso inicial algo mayor, muy pronto amortizarás la inversión. Para identificarlos, existen diferentes clasificaciones o etiquetas que los catalogan como electrodomésticos verdes o ecológicos.
  • Dota tu cocina de distintos tipos de luces. Poder jugar con variedad de luces te permitirá encender solo aquellas que necesitas en cada instante en función de la actividad que estés realizando. Por ejemplo: mientras comes, te bastará únicamente con encender la luz de la zona del comedor. En ese sentido, te damo un consejo muy útil:
  • Coloca una tira de luz LED bajo el mueble de tu cocina. Te sorprenderá la fantástica luz que te ofrece este sencillísimo dispositivo y verás cómo, en muchas ocasiones, preferirás trabajar con ese único foco de luz sobre tu encimera.

Los hábitos que te permitirán ahorrar en luz

La clave para ahorrar en luz no está únicamente en las instalaciones que hagas. También se debe hacer un uso eficiente de estas.

  • Aprovecha la luz natural. ¿Está el sol? Fuera la luz artificial.
  • Apaga las luces. Seguro que esta frase te suena. Nos apostamos lo que quieras a que tu madre o tu padre te la ha repetido hasta la saciedad. Y lo cierto es que no les falta razón: hacer un uso responsable de la energía es fundamental. Y la norma es sencilla: utiliza la electricidad solo cuando la necesites. En el caso de las bombillas, no las dejes encendidas si no estas presente en el espacio que estas alumbran. Si hablamos de electrodomésticos, el televisor, el ordenador, la tablet y demás dispositivos electrónicos… ídem de ídem: apágalos tanto como puedas.
  • Utiliza el aire acondicionado y la calefacción con moderación. No hagas uso de las temperaturas más extremas del aire acondicionado y la calefacción. El gasto de energía cuando se alcanzan estas temperaturas se dispara por completo. No es necesario ir en camiseta de manga corta en invierno. Ni tener que ponerse una chaqueta en verano. Busca una temperatura ambiente cómoda, pero no extrema. Ganarás en salud… y también en ahorro.
  • Juega con tus ventanas. Airea la casa solo durante cinco minutos. Aunque te parezca escaso, es tiempo suficiente para ventilar tu domicilio y lograr que se vayan los malos olores y/o la sensación de cerrado. Si dejas las ventanas abiertas más tiempo, la temperatura exterior entrará y, después, te será más difícil calentar o enfriar la casa (según la estación en la que te encuentres).

Los hábitos que te permitirán ahorrar en luz… especialmente en tu cocina

  • En tu cocina, cuenta con una buena campana extractora. Además de que podrás olvidarte de olores y humos, lograrás reducir las veces que deberás abrir la ventana para ventilar la estancia.
  • Cuando cocines, ten en cuenta el gasto energético. ¿Cómo? Concentrando tareas, por ejemplo. Si enciendes la placa del fuego y la campana, aprovecha para freír, cocer o lo que estés realizando de seguido y no caigas en la tentación de estar encendiendo y apagando los electrodomésticos constantemente. Lo mismo ocurre con el horno: piénsate cuándo lo vas a utilizar y si lo puedes sustituir por el microondas. Y, además, una vez que lo enciendas, aprovecha para cocinar varios platos (pescado al horno, por ejemplo, y manzanas asadas). Por ello, te vendrá muy bien planificar el menú semanal y así, una vez que te pones, adelantar platos.
  • Utiliza el tamaño de placa que necesitas. Si la sartén es pequeña y la placa grande, el calor se va: despilfarramos energía.
  • Abre el frigorífico lo justo y necesario. La nevera es el electrodoméstico que más consume en nuestra cocina, por ello, evita estar constantemente abriéndolo y cerrándolo y, antes de hacerlo, piensa qué es lo que quieres para hacer de este modo la acción más ágil. Procura no introducir en el frigo alimentos muy calientes, ya que deberá gastar más energía para enfriarlos y, por último, pero no menos importante, procura no colocar la nevera junto al horno o cualquier otro foco de calor o una ventana en la que le dé mucho el sol.

¿Más ayuda para ahorrar electricidad? Las casas inteligentes son una gran solución

Si quieres dar un paso más y asegurarte de que, sí o sí, vas a lograr ahorrar en la factura de la luz en tu casa nueva, debes pensar en el Smart Home. Este nuevo sistema de domótica te ofrece distintos mecanismos para monitorizar y regular el gasto de energía eléctrica con, por ejemplo, dispositivos como los siguientes:

  • Sensores instalados en las habitaciones para detectar presencias y regular la iluminación.
  • Bombillas que equilibran la intensidad lumínica de acuerdo con la propia iluminación del espacio.
  • Persianas inteligentes que logran aprovechar la iluminación exterior.
  • Aires acondicionados y calefacción automatizada y programable.
  • Posibilidad de encender y apagar los electrodomésticos de tu cocina o del resto de la casa.

Como puedes comprobar, hay un mundo de posibilidades vinculado a la inteligencia artificial y la domótica. Con total seguridad, a través del Smart Home, te será mucho más fácil disminuir el gasto mensual en la factura de la electricidad, por lo que, si estás construyendo tu casa o la acabas de comprar, quizá te convenga valorar invertir en esta instalación antes de habitarla.

Y, por supuesto, no te olvides de elegir tu tarifa para ahorrar en luz

¿Has revisado ya tu tarifa de la luz? Pues ya vas tarde. Revisar el acuerdo que tienes con tu compañía eléctrica te permitirá obtener un gasto acorde con tu presupuesto personal y escoger aquel que te permitirá ahorrar en luz.

Para ello, necesitas informarte bien y conocer cuáles son las mejores ofertas en el mercado de la electricidad y contratar únicamente la potencia que necesitas. Honestamente, no es fácil entender un contrato de la luz, ni las ofertas que realizan (demasiada letra pequeña), pero en Internet encontrarás numerosos foros que te ayudarán en ese objetivo. O, si lo prefieres, puedes contactar con una empresa especializada en asesoramiento energético que hará ese trabajo por ti recomendándote la propuesta que mejor se adapte a tus necesidades.

¡Y hasta aquí nuestros consejos! Te deseamos lo mejor… y que tu factura de la luz baje considerablemente. ¡Suerte!

¿Dudas a la hora de elegir tu futura cocina?

Te ayudamos con nuestra guía.¡Recién actualizada!¿Elegir cocina te resulta difícil? Encuentra respuestas en nuestra guía.

Quiero la guía

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *